Entrevista de Alerta Digital a Rubén Kaplan, periodista y escritor

por Armando Robles

“La alianza de civilizaciones impulsada por Zapatero y Erdogan es un despropósito absoluto”

Conversador apasionante y apasionado, no rehúye nada: el islamismo en Europa, la amenaza iraní, los bandazos de Obama, el papel de los partidos identitarios…Escritor y periodista argentino, Rubén Kaplan ilumina cada semana Alerta Digital con sus colaboraciones sobre cuestiones internacionales.

Nos interesa el periodista e intelectual comprometido con su tiempo, pero también su permanente testimonio de dignidad al servicio de las causas más nobles y menos adulteradas por los apóstoles de lo políticamente correcto. En este sentido, sus actividades literarias son uno de esos lugares comunes en los que cualquier espíritu crítico sería capaz de hallar feliz acomodo.

Acaba de ver la luz su último libro: “Tras el velo-la mujer en el islam”, un valiente viaje a los rincones más oscuros del universo mahometano. Kaplan descorre los tupidos velos que cubren a las mujeres en el Islam y deja al descubierto la justificación de situaciones aberrantes, pero sin quedarse en la morbidez del dolor. Con Rubén Kaplan hemos conversado y desmenuzado algunas cuestiones de rabiante y dolorosa actualidad. Éstas son sus credenciales.

-Aprovecho en primer lugar este esperado encuentro para expresarle el privilegio que supone poder contar con sus colaboraciones semanales en Alerta Digital.

Muchas gracias a Alerta Digital por sus elogiosas manifestaciones hacia mi labor. Debo decirle que también yo me siento de igual modo, privilegiado y honrado, por colaborar en un medio español que sin duda se está erigiendo en un claro referente de la prensa valiente y “políticamente incorrecta”.

-Señor Kaplan, ¿entraría en el campo del psicoanálisis o acaso del surrealismo político esa terca fascinación de la izquierda por el Islam?

Tal vez el psicoanálisis se aferre a la negación para comprender esa postura. Pienso que, racionalmente, no se puede explicar lo que usted atinadamente denomina terca fascinación de la izquierda por el Islam, puesto que los “progresistas”, que declaman derechos universales, prerrogativas e igualdades no reconocidas por el Corán, son considerados también por los musulmanes: kafires (infieles) y corren el mismo riesgo de todos los occidentales sin distinción: ser conquistados, convertidos coercitivamente o asesinados, en su defecto, por una religión a la que ellos consideran de “la paz” y perfecta, “la sola verdadera religión a los ojos de Dios es el Islam”.

-¿Quién controla la expansión del Islam por todo Occidente?

Lamentablemente no hay un efectivo control a la expansión del Islam en Occidente, debido a la permisividad y laxitud de los gobiernos occidentales. Los islamistas usufructúan los intersticios que encuentran en los sistemas democráticos, de los que ellos abjuran, para penetrarlos.

-Hay que reconocer que la ‘batalla del miedo’ la hemos perdido. Un ejemplo: los políticos europeos ceden una y otra vez a las exigencias de las comunidades islámicas por temor a ser tachados de islamófobos, que es el vocablo preferido por los islamistas y sus aliados progres. Sin embargo, no he sabido de ninguno de ellos que se sienta constreñido por los asesinatos en países islámicos de cientos de personas pertenecientes a otras confesiones religiosas. ¿Complejos insuperables o pulsión al suicidio de Occidente?

El neologismo “islamofobia”, que significa literalmente “miedo irracional al Islam, es utilizado como evidente manipulación por los musulmanes apoyados por la izquierda y sectores del progresismo, que pretenden acuñar el término como si implicara intrínsecamente prejuicio o discriminación contra los musulmanes, tornando a los elementos más radicales de estos últimos de victimarios en víctimas. En virtud de ello hay un prurito en denunciar la protervia de los crímenes perpetrados por los mahometanos. La sola posibilidad de ser acusados de islamófobos, inhibe a muchos políticos y periodistas de condenar o criticar explícitamente el terrorismo, los crímenes por honor, la violencia contra las mujeres, el ahorcamiento de menores y homosexuales, las lapidaciones, azotes y la mutilación genital femenina, entre otras aberraciones. Los complejos injustificados y la incuria con el incontrolado avance del Islam, motivan a pensar en una pulsión de Occidente al suicidio.

-¿Qué nos jugamos con la supervivencia de Israel como Estado referencial del mundo libre?

La supervivencia de Israel, no es erróneamente como muchos creen, sólo la de ése país, sino la de todo Occidente. El Estado judío constituye la única democracia que existe en Medio Oriente y es ampliamente conocido su invalorable aporte a la ciencia en sus diferentes ramas, la tecnología, la medicina, agronomía y otros desarrollos de los que nos beneficiamos todos y que le valieron a los israelíes, la obtención de diez premios Nóbel.

-¿Quién alimenta las fobias al Estado de Israel en un sector de la opinión pública europea y norteamericana?

Las fobias a las que alude en su pregunta, provienen de distintas nutrientes. Una de ellas es la izquierda fascista que considera que por ser uno de los principales aliados de EE.UU., el Estado de Israel es el epítome de todos los males del capitalismo. Le sigue como alimentador, la mendaz propaganda árabe, que se basa en los mismos métodos utilizados por los nazis, al mando del nefasto Paul Joseph Goebbels. Contribuyen también a engordar las fobias, el resurgimiento de sectores de extrema derecha y el rancio y milenario antisemitismo, que encuentra en la prensa que crítica, a veces justificadamente a Israel, la excusa para expresar sutilmente su odio a los judíos en general.

-¿Qué opinión le merece la alianza de civilizaciones promovida por Zapatero junto al primer ministro turco?

La alianza de civilizaciones impulsada por Zapatero y Erdogan es un despropósito absoluto. El Primer Ministro turco Recep Tayyip Erdogan, un musulmán devoto, fue gradualmente llevando a su país a una mayor islamización a pesar de querer denodadamente integrar la Unión Europea. Parafraseando al extinto Samuel P. Huntington, el autor de “¿Choque de Civilizaciones?”: “El fracaso de la democracia liberal en las sociedades musulmanas tiene su fuente en la naturaleza de la cultura y la sociedad islámica, inhóspita para los conceptos liberales y occidentales”.

-¿Hay un Islam moderado y tolerante, como tratan de hacernos creer, con más voluntad que acierto, los apóstoles de lo políticamente correcto?

Si lo hubiera, hace un ingente esfuerzo por disimularlo. Salvo excepciones, no se escuchan las críticas de los supuestos moderados y los tolerantes hacia los grupos extremistas. Que haya un Islam moderado, creo que es un profundo deseo de los occidentales, más que una realidad. De hecho esa versión almibarada del Islam, es desmentida por las políticas y declaraciones de la mayoría de los líderes islámicos del mundo y por el Corán.

-¿Es Obama un islámico embozado?

Las oscilantes conductas de Obama desconciertan. Muchos de sus detractores creen con alguna lógica por su origen que es el Caballo de Troya del Islam en Estados Unidos. He mencionado sus ambivalencias en varios artículos de mi autoría que pueden buscarse por sus respectivos títulos: “Los desconcertantes vaivenes de Obama”, “Obama y el péndulo de Foucault”, “Dalia Mogahed, la asesora de Obama que defiende la Sharia”. Sus contradicciones son constantes.

Obama fue el primer mandatario norteamericano en exigir una retirada de Israel a las indefendibles fronteras de 1967 sin las mínimas medidas de seguridad indispensables y sin tener en consideración los innumerables ataques terroristas contra el Estado judío por parte de palestinos. Ha ordenado ajusticiar a Bin Laden y algunos de sus sucesores, pero apoya a la Hermandad Musulmana. Fue uno de los que más bregó por el derrocamiento del tirano Gadaffi, mas ahora en Trípoli flamea oronda la bandera de Al- Qaeda y misiles libios antiaéreos fueron contrabandeados a Gaza. Expresó su apoyo a la importancia de Túnez como cuna de la revolución árabe, donde ya anunciaron que se regirán por la Sharia, y tiene una actitud timorata con Irán y Siria.

-Nos preocupa la expansión que está teniendo el Islam en algunas regiones del continente americano. ¿Se trata de un fenómeno espontáneo o inducido?

Sin duda hay una gradual y progresiva expansión inducida del Islam en el continente americano que está concatenada a la intención de los musulmanes de esparcir la fe de Mahoma en el mundo. El caso de Venezuela, que actúa como vector de ese propósito para otros países de la región, es el más paradigmático.

-¿Qué mensaje le transmitiría a esos progresistas, sobre todo europeos, que son capaces de conciliar la defensa del feminismo o de la homosexualidad como derechos con un apoyo abierto a las tesis islámicas?

Pienso que deben dejar de lado su obsesiva animosidad y odio contra Estados Unidos -que los obnubila- y comprender que la plausible defensa de los derechos de las mujeres, los homosexuales y el de todas las minorías, es absolutamente incompatible con el apoyo a las tesis islámicas.

-Hagamos una concesión al juego de las predicciones. Imagínese un país como Irán en posesión de la bomba atómica. ¿Sería descabellado dibujar un horizonte apocalíptico a partir de ese momento?

El peor escenario que puedo imaginar es que el fanático régimen teocrático iraní del Ayatolá Jamenei, pueda obtener bombas nucleares. Al respecto, tengo una visión apocalíptica, porque tengo la certeza que no vacilarían en utilizarlas para cumplir con la reiterada amenaza de borrar a Israel del mapa. Como es lógico, por una estricta razón de supervivencia, el Estado judío no lo permitirá. Por consiguiente, una eventual contienda, a la que seguramente se sumarían otros países, podría desatar la temida Tercera Guerra Mundial.

-¿Sería descabellado pensar que, de no revertirse la actual tendencia demográfica en muchos países europeos, entre ellos España, el viejo continente podría pasar a formar parte de la ‘Umma’?

El asesinado brutalmente por su propio pueblo, el dictador libio Muammar al- Gadaffi había hecho hace unos años una declaración, que a diferencia de otras disparatadas, tenía visos de realidad: “Hay signos que Alá garantizará la victoria islámica sin espadas, sin pistolas, sin conquista. No necesitamos terroristas, ni suicidas. Los más de cincuenta millones de musulmanes que hay en Europa, la convertirán en un continente musulmán en pocas décadas”. Coincidiendo, la periodista de Fox News Channel, Bat Ye’or, popularizó el neologismo Eurabia en un libro, que auguraba una Europa en que la cultura dominante no será occidental, sino islámica. Por lo tanto, Europa, si no toma medidas adecuadas, tiene como destino inexorable, pertenecer a la Umma, la comunidad de creyentes del Islam

-¿Cómo valora el papel de la Iglesia católica con respecto a la expansión islámica en Europa?

En septiembre de 2006 el Papa Benedicto XVI afirmó en una controvertida conferencia sobre el Islam en la Universidad alemana de Ratisbona, que el Dios de los musulmanes es trascendental e irracional y condenó severamente a la Jihad y el uso de la violencia en nombre del Corán. La reacción al veraz discurso del papa generó amenazas, disturbios y violencia. Líderes religiosos de países de mayoría musulmana, exigieron que el Papa se disculpara. En los territorios palestinos, fueron atacadas iglesias y agredidos los cristianos. En la capital somalí, Mogadiscio, una monja italiana fue ejecutada. En Irak, Amer Iskander, un sacerdote ortodoxo sirio, fue decapitado y mutilaron sus brazos.

El Ayatolá Supremo de Irán, Ali Jamenei, acusó al Papa de ser parte de “la conspiración de los cruzados”. Bajo extrema presión y con el objetivo de detener la violencia, el Papa se disculpó. Transcurridos 5 años del evento en la Universidad de Ratisbona, el Vaticano aprobó un curso pro-Islam y ha capitulado frente a los fundamentalistas. El Vaticano aprobó un programa de apaciguamiento y el Sumo Pontífice designó al cardenal Jean-Louis Tauran, quien es conocido por tener una posición pro-Islam, como jefe del Consejo Pontificio para el diálogo interreligioso. En 2008, el Vaticano promovió el primer Foro de tres días con líderes islámicos, denominado “Amor de Dios, amor al prójimo”.

El Papa Joseph Ratzinger, según el periodista italiano Giulio Meotti, aceptó encontrarse con uno de los islamistas más peligrosos en el mundo occidental, nieto del fundador de la Hermandad musulmana Hassan al-Banna, Tariq Ramadan – el erudito suizo que niega a Israel el derecho a la vida y que tiene prohibido entrar en los Estados Unidos por su asociación con los extremistas. El 10 de octubre de 2010 del primer Sínodo de la historia de los Obispos de Medio Oriente, convocado en el Vaticano por el Papa Benedicto XVI para discutir los ataques a la Iglesia Católica y a sus feligreses en tierras musulmanas, dio más preponderancia a la critica a Israel por su intención de imponer a sus ciudadanos un controvertido juramento de lealtad a un Estado” judío y democrático “, que al excluyente motivo de la reunión, discutir la huida y persecución de los cristianos de sus hogares en Medio Oriente.

Una prueba concluyente de la claudicación de la Iglesia Católica ante el Islam es que en los últimos años, los cristianos han sufrido atentados, asesinatos, violaciones tortura, encarcelamiento y expulsiones. Las raíces mismas de la herencia cristiana en el Medio Oriente están siendo extirpadas, ante el ominoso silencio de su máxima jerarquía eclesiástica.

-¿De qué manera influye el dinero de algunos estados petrolíferos en la toma de posición de dirigentes europeos en favor de los intereses islámicos?

El valor de los petrodólares es decisivo en el comportamiento de los dirigentes europeos con los países islámicos. El caso de Libia, donde han recalado la casi totalidad de los principales políticos del orbe, es una demostración elocuente de ello. Lo mismo sucede con Arabia Saudí, uno de los mayores exportadores de petróleo del mundo y aliado de EE.UU.

-Usted es uno de los intelectuales argentinos más comprometidos de su tiempo. ¿Resulta fácil en una sociedad como ésta?

Le agradezco mucho su calificación, aunque confieso que me parece excesiva. El compromiso intelectual para influir o ser un aporte constructivo tanto en la sociedad argentina, como en la de muchas otras, es fácil o difícil según las bonanzas económicas, reales o ficticias, que éstas atraviesan.

-En Europa están proliferando partidos identitarios con una marcada posición en contra del Islam y a favor de nuestra civilización judeocristiana. Wilders es uno de sus figuras más conocidas y en España despunta la figura de Josep Anglada. ¿Es ésta la solución?

Entiendo que la irrupción de figuras como Geert Wilders en Holanda y Josep Anglada en España, coadyuvan con sus postulados, a preservar la civilización judeo-cristiana y a poner un freno al avance implacable del Islam en Europa y a los miles de inmigrantes musulmanes quienes a pesar que gozan de beneficios y subsidios económicos, en lugar de adaptarse a las costumbres y respetar las leyes de los países que los cobijan, las desprecian y pretenden imponer su fe y sus tradiciones con métodos muchas veces violentos, que los medios que se dicen progresistas, tratan de justificar o esconder.

-La ‘primavera árabe’ ha devenido ‘invierno islamista’. Usted ya nos anticipó lo que ocurriría hace meses. ¿Por qué extraña circunstancia los políticos occidentales son incapaces de predecir ni uno sólo de los acontecimientos que ocurren en esos países? ¿Incompetencia, una dosis de mala fe o ambas cosas a la vez?

Creo que es por la conjunción y la alternancia de las dos razones que usted acertadamente señala. La llamada “primavera árabe” que para los crédulos, conllevaba la premisa de la democracia, resultó un fiasco. La ansiada libertad, lejos de ser obtenida, desembocará como se preveía, en más islamización.

-Por último, ¿cuáles son sus proyectos más inmediatos?

Disfrutar de unas vacaciones, seguir escribiendo artículos y escribir otro libro.

http://www.alertadigital.com/2011/11/16/ruben-kaplan-me-siento-honrado-y-privilegiado-por-colaborar-en-ad-un-claro-referente-de-la-prensa-valiente-y-politicamente-incorrecta/